Durante el Crepúsculo

El crepúsculo cobrizo llenará las horas en que avance el reloj que guarda los días en un mugriento cajón. Tras la frondosa arboleda las hadas danzan bajo el manto de estrellas que cubre el cielo con tinta negra y a veces de color. Seré el sendero bravio que ataje por la vereda del romance impresionista, bajo el lienzo barroco y basto que el pincel dibujó.

Soy princesa dormida por una manzana podrida que mi madrastra me dio. Triste yacía esperando un beso de amor. Llegó pronto un joven príncipe de noble condición, que al ver a la muchacha enamorado quedó. Suplicó que lo dejasen darle un solo beso y lo consiguió. Besó a la bella princesa y esta despertó.

La felicidad entró en el reino, y de nuevo llegaron los retoños con sus llantos y alegrías, y la primavera con rosas y azucenas. La felicidad se instaló en el reino gobernado a base de amor. Y los enamorados bailaron bajo el brillante manto de estrellas.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!