Hubo un tiempo

Esperaba en silencio que un relámpago la iluminase. 
La vejez se apoderó de las ramas de su alma; la decrepitud sin el más mínimo provecho aparecía impasible con el paso del tiempo. 
Hubo un dia en que fue una flor hermosa,
y su penetrante aroma acarició los sentidos,
pero el olvido impregnó sus  bellas hojas,
y hoy el polvo en sus tallos  reposa.
Los recuerdos de la época de su juventud,
la sumergieron en una lenta melancolía,
y su memoria cual presencia marchita,
fue  un resquicio de su triste soledad.
La luz de una vela blanca,
iluminaba las sombras de su habitación,
con una suave oscilación,
dónde  parecía que se había detenido el tiempo.
Colores rosados y verdes, resplandecieron,
en los albores de su ocaso,
y una señal renació en su interior, despertando añorados
instintos, en su cansado corazón.
Ahora la vejez le parecía un juego de seducción,
y una sonrisa albergó su resignación, y a pesar de 
que sus parpados se 
volvieron pesados,
todo fue un sueño que se le escapó entre las manos.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!