Ángeles Custodios


Los vampiros amantes de la sangre, juraron bajo la Luna llena que su sed nunca más quedaría seca. El terror llegó con ellos. Se le unió un ángel que abandonó el cielo; malvada y sanguinaria, Sena, traicionó al creador para unirse a los vampiros. Su verdadera intención era unirse a Lucifer como su sierva en la Tierra. Sena creyó que pronto lograría su propósito, pero los ángeles custodios que llevaban días vigilándola la atraparon antes de contactar con Lucifer y la encerraron en el purgatorio donde pemanecería un siglo.

 

Tras años desterrada, esperando a su príncipe de las tinieblas, ahora que estaba libre de su castigo se encontraba en soledad; Valquiam fue cazado y sacrificado por el incansable cazavampiros; Delmorf. Tendría que buscar la nueva guarida de los vampiros y la forma de descubrir los demonios que se encontraban entre la gente. Pero debía ser muy cautelosa, si los custodios la descubrían volverían a encerrarla y ya había sufrido bastante cuando le cortaron las alas.

 

Sena se dirigió al cementerio, sabía que allí los necrofantes, o si tenía suerte algún demonio, la llevaría hasta Lucifer. En el recitó donde los moradores del silencio reposaban, había movimiento a partir de las 12 de la noche. No tardó en hallar varios necrofantes royendo los huesos de un recién llegado. Le indicaron la entrada al infierno, y por fin Sena, un ángel cruel y despiadado lograba su propósito; permanecer al lado de Lucifer.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!