Invierno


Tengo el frío aposentado
en los huesos,
una tumba me espera
llena de mis muertes
y mis paseos sobre las cadenas
de la cordura.

La luna se alza
sobre el osario descalzo
de los pasos abandonados
y las huellas borrosas.

Hace frío en el cuenco
de mis manos,

el vacío congelado
que se funde
en el último aliento.

El corazón duele
como las direcciones
no optadas.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!