La Plegaria del Jardín


Compartimos el último poema del libro El jardín de Mantillo (1994) de Julio César Bustos donde en coro terrenal elevamos una plegaria al Señor de los caídos. (Tomado de Tríptica de Bacatá, Colección
Zenócrates del sello Uniediciones, 2018).

La Plegaria del Jardín

Oh señor de los caídos
escucha la plegaria del jardín.
Mira cómo tus siervos yacen
sobre las tierras de tu reino.
Ten misericordia de nuestros días
ajenos por completo
a la grandeza de tu eternidad.
Concédenos recuperar
en alguno de tus caminos
por las sendas del tortuoso trashumar
el tiempo que dejamos evaporar
con el sol de nuestras albas.
Bien sabes de nuestra verdadera condición
oh señor de los caídos.
No somos más que el profundo
vacío de la nada.
Nada sino carne
carne que fluye por los ríos
en torrentes en busca del mar
que con su sal la preserve
hasta la pronta descomposición.
Huesos
nada más que huesos
que algo dirán de nosotros
si el olvido no fuera más fecundo
que nuestras óseas formas de felicidad.
Sangre oh señor
sangre tuya
savia de los caídos
hijos de tu verdadera razón
quienes vierten sus miserias
bajo el dintel de tus umbrales
oh misericordioso
en coaguladas simientes
del reino que aquí ya no será.
Permítenos oh bondadoso
proseguir con nuestros sueños
hasta el último aliento
cuando el fecundo abandone
su agotado armazón
rumbo a los senderos de tus verdades
de donde la manada nada sabrá
al menos aquí en este jardín
fruto de la muerte así será.
Oh señor de los caídos
escucha la plegaria del jardín
no consientas que tu rebaño
olvide más su verdadera
y perecedera condición.
Amén.
La Plegaria del Jardín La Plegaria del Jardín Reviewed by LETRA LIBRE on 10.4.19 Rating: 5

No hay comentarios