El 'Nuevo Orden Mundial' (NOM) - LETRA LIBRE - Revista cultural

LETRA LIBRE - Revista cultural

REVISTA DE LECTORES INTERESANTES

Opinión

Home Top Ad

Post Top Ad

27.10.20

El 'Nuevo Orden Mundial' (NOM)





La sociedad está cambiando muy deprisa, pues, en veinte años, muchos de nosotros somos conscientes de cómo ha dado un vertiginoso giro; luego, cada uno/a, en su interior que se cuestione si este cambio está siendo para bien o para mal en nuestra sociedad; en la que cada paso que hemos dado ha ido surgiendo dificultades, y, bien seguro, que llegarán nuevas crisis, las que pudieran tener un efecto decisivo en lo venidero.

 

No debemos temer a dichas crisis, siempre y cuando se solucionen de forma positiva; si ello no ocurriese, es porque nuestra sociedad retrocede en lugar de avanzar; de modo que, cada cual, sopese este progresivo cambio; y, compruebe, si con esa manera de proceder se está forjando una sociedad más feliz y más justa. Si es así, pues todo se dará por bien empleado; pero, si no lo es, entonces, tendríamos un serio problema, ya que, una vez que se dejan pasar las oportunidades, éstas, pocas veces vuelven.

 

Los profundos cambios que se están gestando no solamente se dan en nuestro país, en mayor o menor grado se nos presentan de forma global, debido a que existen unas conexiones o redes que influyen directamente, entre otras causas. El primer paso para que ello esté sucediendo, ha sido apoyar la globalización, la que, según Diego35884. Experto, "tiene una serie de ventajas y desventajas que están vinculadas a una serie de factores que parecieran estar desconectados entre sí, pero que en realidad están concatenados”.

 

Al margen de que estemos o no de acuerdo con los cambios actuales, es obvio que, cuando la globalización se da es porque hay quienes la apoyan y, también, se benefician con ello, por ser una manera de ejercer el control a través –como he referido– de contactos, redes o conexiones... etc. De ese modo pudieran contactar u organizarse las diferentes religiones, las distintas ideologías políticas...; sin olvidar organismos, tales como: ASOCIACIONES, CLUBES, ONU, UNESCO, etc., entre otros, son los que mueven los hilos del poder (político, social, económico, religioso) por todo el mundo.

 

En este caso, la UNESCO (Agencia de las Naciones Unidas), se constituyó en 1946, bajo la presidencia de Julen Huxley, su Director- General, el que –según Alberto Bárcena: Licenciado en Derecho y doctor en Historia Contemporánea–, es de pensamiento masónico, dado que Huxley –biólogo, escritor, humanista–, defiende <<un humanismo mundial que debe ser científico>> por encima de todo; también proclama de forma textual: <<nada hay irrevocable ni eterno en ética>>.

 

Ocurre que estas dos frases sumadas a la ideología, fueron analizadas con detenimiento, durante años por la Iglesia, la que ha llegado a la conclusión que no se da cabida a lo religioso “salvo lo concerniente a los dogmas masónicos”, aquí, sí: parece ser que según profundas investigaciones “surgen en la propia sede de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) templos de la religión del NOM (Nuevo Orden Mundial)”. Es sabido que existe una clara lucha por el cambio social, entre Iglesia y Masonería, según Bárcena.

 

Y no solamente habla Bárcena del Nuevo Orden Mundial (NOM), donde se supedita lo religioso a lo económico; por Internet circulan pruebas palpables sobre la existencia de un gobierno mundial a la sombra “organizaciones secretas: el Club de Bildelberg, la Skull and Bones (La Calavera y los Huesos) vinculadas, a su vez, a Bilderberg”, entre ellas forman parte la Masonería moderna, “en la que se inscribe es una sociedad secreta que surge a finales del siglo XVII y que trasciende a la Masonería antigua para tomar una posición más ambiciosa y globalista" (Cristina Martín Jiménez, escritora y doctor); y aquí volvemos, de nuevo, a la importancia de la globalización, como eje del poder económico e ideológico mundial.

 

También Juan Claudio Sanahusa, sacerdote argentino, defendió el derecho a la vida y criticó abiertamente los planes de la masonería y del NOM; este hombre editó una web: Noticias globales, donde se hacía un seguimiento de tales estrategias. Según Bárcena, ambos llegan a la misma conclusión: Que para llevar a cabo el NOM, se inició un proyecto diseñado por las Naciones Unidas (Gobierno mundial), surgido en la década de los noventa, siglo XX, para servir a unos intereses masónicos, asentados en el relativismo “y la idolatría de la ley positiva”.

 

Pero, no solamente Bárcena o Sanahusa; en la obra La Patria traicionada: España en el Nuevo Orden Mundial, Laureano Benítez Grande-Caballero coincide con ellos en la implantación de un pensamiento global, pues nos dice que, para que se dé ese cambio, es preciso eliminar los valores actuales, aquellos “ emanados del cristianismo y la Ley Natural", "base de la civilización occidental, apoyando ideologías, como “LGTBI, el feminismo misándrico, etc. En definitiva, aquí tenemos un claro reflejo de nuestra sociedad actual.

 

Resumiendo a Caballero-Grande, con respecto al NOM: se busca el totalitarismo, el que desea “la disolución de los Estados-Nación, a los cuales pretende diluir en el magma globalista” con el fin de obtener la hegemonía mundial. El problema es que se “adquiere tintes más apocalípticos que en ningún otro lugar, hasta el punto de que... las fundaciones y organismos transnacionales cuyos hilos manejan, han escogido a España como campo de experimentación", de La Patria traicionada.

 

Existe una afinidad de pensamientos, con respecto a los estudios realizados por diferentes autores que circulan por la red y más que me he dejado en el tintero, ya que, de todos es sabido el conflicto ideológico existente entre "las dos Españas”: "la civilización occidental generada por el cristianismo y el clasicismo, y el Nuevo Orden Mundial, que pretende arrasar los valores tradicionales" para implantar el NOM; ello es pues nuestro caballo de batalla diario.

 

Tengamos claro que, ciertos cambios, los presentes, están significando la implantación del NOM (Nuevo Orden Mundial). Una instauración profunda, la que todavía nos espera, si antes no sucumbimos a la enfermedad, a la crisis y, sobre todo, a la destrucción de instituciones, y de valores de nuestra sociedad: ¿En verdad viviremos mejor y más felices? ¿Habrá merecido la pena el cambio? Si es así, pues todo se dará por bien empleado, pero, si no lo es, entonces, tendríamos un serio problema, ya que, una vez que se dejan pasar las oportunidades, éstas, pocas veces vuelven.

No hay comentarios:

Post Bottom Ad