El luto de la vergüenza


Eventos deportivos y festivos, mercadillos, mítines, manifestaciones: todos ellos fueron errores. Desde el Gobierno y sus medios afines: es poco más que una gripe. Porque tenían que cuidar el juguete ideológico al precio que fuera. Y fue, vaya que fue. "Les va la vida en ello" decía Carmen Calvo; "España no tendrá -a lo sumo- más allá de un caso aislado", decía don Simón.
En efecto, miles de casos aislados: los miles de mayores aislados, indefensos y abandonados en sus residencias, carne de sedación. Resistiré, porque ojos que no ven... ancianos que no cuentan.
Ahora nos vienen con el luto oficial. Aborrezco a un Gobierno que ha perdido todo el derecho a llorar a nuestros muertos, porque su llanto es como todo: una fase más en la escalada de su desfachatez, una fase del gran embuste en que consiste su relato.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!