El umbral de tu camino


Como una cascada borboteante
en la gélida aurora de aquel febrero gris,
emergió un alma halógena prendiendo el horizonte.
Un ciclón que ensortijó nuestros cabellos
y permeó la atmósfera de júbilo.
Ahora eres umbral de palpitante adolescencia,
enigma polícromo de un mañana que sonríe,
agitado cauce de fulgentes recodos,
presagio de alborozo allí donde transitas.
Paladea este hipnótico, pero efímero sabor.
Camina descalza sobre la arena
y evita los cristales con el tamiz de tu agudeza.
Es el viaje de tu vida.
Un trecho de emociones que nunca olvidarás.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!