La tarde huele a ti


He andado por los páramos de Cumbres Borrascosas.
Por las noches me susurra Bécquer sus poemas de amor.
He considerado en frío e imparcialmente al hombre de Vallejo.
Me gustaría ser la paloma de Alberti.
He estado en Casa Blanca, en Kilimanjaro, en la ciudad fantasma de Blade Runner,
en la Torre oscura de Mordor.
En mis sueños aparecen Manderley y Rebecca,
Don Vito Corleone, la Pimpinela Escarlata.
He regresado a Ítaca, como todos los hombres,
y como Penélope, he deshecho los sueños que tejo cada día.
He sido Sherezade en los cuentos de Las mil y una noches,
y también Dulcinea en mis noches de abril.
He bebido el veneno de Romeo y Julieta.
No hay nada que me guste tanto como el desierto de El Lawrence.
El viento me trae las Suites for cello de Bach,
o la voz grave de Jacques Brell cantando Ne me quittez pas.
A veces me pierdo volando, como Juan Ramón,
pero, a pesar de todo, la tarde solo huele a ti.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!