Oda a los que van de frente

© Pedro Jaén
(@profesorjaen)
Siempre ha habido falsos, hipócritas e interesados. No voy a descubrir América yo ahora. Que por cierto -perdónenme pero es así- los españoles descubrieron América en la mayor gesta que una nación jamás hizo en la Historia, dicho sea de paso.

Por desgracia, se inventa la Historia, se instrumentaliza el lenguaje -con falsificación semántica- y cómo no, la gente se pone la careta: bien como instrumento para hacer algún daño, como medida de defensa o para suplir alguna carencia.

El caso es que con la cierta serenidad que va uno alcanzando -a pesar de mi juventud, modestia aparte-, valoro por encima de todas las cosas y cada vez más la mirada limpia y la sonrisa sincera que tan pocas personas siguen regalando a cambio de nada en este imperio global del postureo y el bienqueda.

Es verdad que en la adolescencia, las amistades adquieren un valor transcendental, al ayudar a forjar la personalidad y ayudar al progresivo 'desligue' del nido paterno. Pero en la edad adulta, con hijos, con obligaciones, con trabajo... es cuando esas auténticas y eternas amistades se saborean en cada ratito como un buchito de brandy del Condado. De esos que pican en la garganta lo justo, hacen cuerpo y endulzan el alma. Como esa conversación de pocas palabras en la que los amigos se sabe que siguen ahí, en las duras y en las maduras. Las buenas personas que nos pone Dios por delante. Que ya puede haber Puigdemonts, CUPs, corruptos, atentados terroristas, basura informativa y bombardeo mediático, el amigo está ahí, en la vida que de verdad importa. La vida que se vive y de la que no se habla, la que se lleva uno a la cama cuando cierra los ojos al terminar el día.

En fin... Que me gustan las personas transparentes que hablan igual en público que en privado. Se echan en falta y se agradecen en todos los ámbitos. Las que llaman a las cosas por su nombre y siempre ayudan a construir. Las que van de frente.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!