Poema de Manuel Altolaguirre

TÚ Y YO

Tú y yo. El aire en medio.
¿Eras tú o era yo el que vivía
guardado en un espejo?

No mirábamos el campo.
Mirábamos hacia dentro.

¿Era mi alma o un ángel
lo que guardaba el espejo?
Eras mi alma y un ángel.
Un alto cristal en medio.

Por una senda con flores
caminabas en silencio.






Las claves:
Es posiblemente el poeta más espiritual e intimista de la Generación del 27. En sus composiciones se observa la huella de San Juan de la Cruz, Garcilaso de la Vega, Juan Ramón Jiménez y Pedro Salinas.
Aunque su producción es breve y desigual, supo crear un mundo intimista pero rico en matices. Su poesía es cálida, cordial, transparente. Canta el amor, la soledad, la muerte, con tonos románticos. Según él, su poesía se siente hermana menor de la de Salinas.
Rasgo sobresaliente de su producción es su musicalidad, con predominio de los versos cortos y las estrofas de raíz tradicional.