Silencio madre


Había una vez un silencio,
un silencio profundo,
vasto.
Un silencio limpio y fresco,
de cielos abiertos y praderas mansas.
Había una vez un silencio madre,
que engendraba susurros
y escondía gritos atroces.
Madre de la muerte,
de esa muerte que vale la pena morir,
para vivir su muerte.
Aunque mas no sea un instante,
un instante sin tiempo.
Muerte que reinicia la vida,
que calma tempestades
y anega vientos de furia.
Había una vez un silencio
que evocaba tiempos eternos.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!