Beso aéreo


 Es amor, pero es amor
que faltándole lo ciego,
los ojos que tiene son
para darle más tormento.
Sor Juana Inés de la Cruz
1, 2, 3… dividiendo por 5,
me mandas tu beso aéreo multiplicando
mis verbos, alzo el vuelo 6, 7, 8 restando
las tildes indecisas. 9, 10 y 11 me preguntas
si estoy en casa mientras enciendo mi cigarrillo.
12, 13 y 14 vuelven los besos sin división.
Aún tengo tiempo de verificar tus fotos
y voy amándote con mis uñas sin tocarte.
Y suceden ríos de éxtasis, sucesión enigmática
del amor que llega. 15, 16 y 17 sigo queriéndote
mientras vamos desnudándonos en la distancia.
me salto el 18 y hasta el 20, pero sigo amándote
con las circunstancias ebrias. 21 y sigo húmedo,
y tu ardiendo, higrometría de los amantes que lloran,
relente de levante. No puedo llegar al 21, me supera
la tristeza lejana. Debería haber pensando en ello,
pero el beso aéreo no se para, continúa. No existe el 22,
todo se vuelve a dirigir al 1.Pesa la ebriedad, pesan
los versos, pesas tu. Quiero ser una raíz cuadrada
sin complicaciones, olvido ser poeta y me vuelvo humano,
como todos porque es algo sencillo. Intento seguir volando.
¿Es amor, pero de verdad que es amor?