Cartas digitales a Leninsk


A ti que me escribes desde allí.
Cuando yo estaba destinado a ver la luz del día,
cuando aprendí a tolerar y odiar ...
Nikolai Nekrasov
Hoy no voy a escribirte, hoy voy a pensarte en versos,
así no me cuesta el corazón cargado de lluvia.
Hoy quiero fumarte en cigarrillos heptasílabos,
acariciarte en rima asonante, aunque me cuesta
volver a tantearte. Me duele imaginarte en esa métrica
absoluta. Hoy quizás diga adiós. No voy a escribirte,
solo caminarte infinitamente. Cuesta imaginarte,
me cuestiono hacer frases sin sujetos y complementos
indirectos. Me cuestas tú y esa distancia alérgica,
y subir, subir morfológicamente descifrando la bebida.
Yo quiero quererte, pero así es infinitamente imposible,
y no voy a quererte olvidando las palabras en la distancia.
Aquí te dejo. Aquí me deshago.

Kino Navarro, mayo 2016