Bienvenido a la habitación vintage



A P. Gabriel Olivares (@Pgor7), 25 años no son nada, sigue viviendo tu libertad por encima de todo.
(PD: Y gracias a la toledana poetisa de @Alawen)
Te he relegado al olvido y,
sin embargo,
te conservo presente,
como una advertencia,
un aviso a futuros,
que me recuerde que, a veces,
parece estar escrito “Bébeme”
donde dice “Veneno”.
Alawen la Arquera
Otra noche interminable de cuadros desérticos
mientras la cama abandonada busca la oscuridad,
y renacen glandes dubitativos. Otra noche infectada
de recuerdos imprecisos, aburrimiento toxicómano
invertido en verbos drogados. Otra noche, otra.
Pero ¿cuántas noches cosiendo el corazón tardío?
(Se fue la aguja resbalando estearina).
Los cuerpos quieren abatirse en palabras
pero se vuelven amorfos. Te regalé advertencias aunque
mantenías los avisos imperfectos y tus despropositos
métricos. (Y volvió a irse la aguja convertida
en matemática de metadona inocente).
Debería de haberlo escrito, sin profundizar en lo ebrio
sin indicaciones, tu sólida figura. Me fatiga tu simetría
y me tortura la reseca de tu huevos indefinidos.
Otra noche para quejarse, otra noche accidentada,
otra noche afligida. No voy a beberte,
Me bebo yo mismo, bienvenido.
(No voy a beberte porque no tengo tiempo
de ocuparme de la pesadumbre y no quiero buscar
el hielo de los cubatas en tus hombros)
Quise relegarte y te fuiste. El presente es otra historia.

Kino Navarro
Sevilla, abril 2016