Tiempos ineptos


Todas estas cuestiones me asaltan,
del desfile interminable de los desleales,
de ciudades llenas de necios...
Walt Whitman
Para los que amamos la Libertad Individual, a mis compañeros y amigos de la revista LETRA LIBRE.

El sol siempre nos está poniendo a prueba.
La vida siempre nos certifica y nos deteriora,
los necios inundan la lluvia. Muchos necios.
Buitres que desesperan, buitres que arremeten.
La vida es un ensayo sin significado, un verbo
lastimado. Todos necios. Y más necios.
Te recuerdo, os recuerdo profundamente
recuerdo aquel verano en París. Os recuerdo.
París, y esos 22 años transitando. París 1992,
y La tristeza, el dolor y la injusticia me siguen empujando,
me abate el alma que se agita lentamente.
La vida siempre llena de buitres sin color, ajenos
al tormento. El sol cae, vuelve a caer. Nostalgia,
tribulación. Estricta observación que abarata la vida.
Tiempos que lloran, intervalos ulcerados. Tristeza
de necios y buitres. El sol nos certifica, el sol nos duele.
París recorrido de sangre, París de rabia. La ira.
Déjame llorar, me duele el corazón, me duele.
He perdido el miedo, he ganado. Lo perdimos.
Hemos ganado. El cielo no está vacío. Lágrimas que
no se lamentan, gemidos de liberación.
Licencia garantizada para seguir trasladándose.
Libres, sin necios ni buitres.

Sevilla, noviembre de 2015