Ser libre



Hace poco fue el noveno cumpleaños de mi hijo pequeño. No sabía qué pedirme como regalo, tampoco sabía que regalarle. Me exprimí los sesos buscando algo especial, y no conseguía decidirme por nada. Otro juego para la Wii me pareció absurdo, y no es que tenga muchos, pero eso no es especial. De cualquier manera me entusiasmaba que no quisiera algún objeto, me siento orgullosa de que no sean consumistas y sientan el afán de atesorar cosas...

Tras mucho reflexionar recordé que en los últimos meses habíamos pasado poco tiempo juntos. El final de la carrera, los exámenes, tesina y demás ocupaciones diarias habían formado una pequeña barrera entre nosotros. Alguna vez me había dicho las ganas que tenía de que acabara el curso para dejar de verme de espaldas. Y ahí encontré la clave.

Era el segundo viernes de junio, le recogí del colegio al medio día y le dije que se pusiera el bañador, nos íbamos los dos, solos él y yo a la playa. Mi regalo sería pasar un día juntos y mientras yo conducía, él en su sillita grabaría todo en video con la réflex para después montar una película sobre nuestro día. Inimaginable el entusiasmo, la felicidad, pocas veces lo había visto tan feliz por algo aparentemente tan insignificante. Y es que demasiadas veces nos olvidamos de que el mayor regalo que podemos hacerles a nuestros hijos, es el tiempo.

Escribí algo para que nunca se olvide de lo que siente ahora, porque es libre, lo siente y lo vive:
Ser libres es vivir sin miedo, es levantar cada mañana y abrazar a quienes amas, poder soñar y creer que un día será realidad. Es decidir un día qué es lo que quieres e ir a por ello, demostrarte a ti mismo que eres capaz de todo lo que te propongas.
Ser libres es sentir como tu pecho se llena de aire hasta el estomago, tener la sonrisa dibujada en el rostro sin razón alguna. Es poder crear, imaginar y entrar en contacto con tu yo, ese qué es único y no te avergüenza, ser capaz de decir No sin sentir dolor.
Ser libre es poder disfrutar al decir lo que piensas sin temor a las consecuencias, es siempre respetar a los demás.
Especialmente ser libre es poder dejar que tu alma domine tu vida y no dejar jamás que los demás lo hagan por ti.
Nunca te olvides de ser libre.