Micropoemas de septiembre



Gabriela
Ella me mira con sus ojos brillantes.
Yo la miro con mis ojos verdes.
Nos seguimos mirando.
Amor sublime.





Cádiz
La cruz verde, versos con la misma dirección.
La infancia adormecida. Solo la infancia,
la perfección, las noches oscuras vibrantes.
Y la Caleta. Solo la caleta.


Sobrevivir
Amarte es como suicidarse calculando la raíz cuadrada de un verbo pretérito.
Amarte cansa matemáticamente.

Sevilla, septiembre 2015