Juan JIMÉNEZ GARCÍA (1947-1995)

Un trabajo del alumno Alberto Alonso Jiménez, sobrino del autor.

EL COMETA

Para Germán, mi hermano.
Águila, aguardando ser hombre
con un pandero en la mano.


Fugaz paraguas
de papel y caña,
sujeto del bramante
por la mano
del niño.
Electrocutado el vuelo
hacia
su pecho.

Domingos mañanados
de infancias
en el aire.

Como ahora,
ya nunca.

Sueños,
cometas sin cordeles
que escapan.

¿Quién pudiera
atraparlos
con el hilo
de seda,
con el cable de acero,
con la soga
de cáñamo
en el cuadro cegato
de un retrato velado?

Porque él sería la noche
y en ella eternamente
invisibles
siguiesen transitando
los panderos.

Varados a la orilla
de la antigua inocencia
que nos robó ser hombres.

***
Esta poesía se encuentra en el libro Antología Poética.

METÁFORAS:
Fugaz paraguas de papel y caña: se refiere a una cometa.
Cometas sin cordeles: hace referencia a los sueños.
Cuadro cegato de un retrato velado: hace referencia a una imagen que no se puede ver.

BIOGRAFÍA BREVE:
Nació en sevilla en 1947. En plena juventud marchó a Madrid con la intención de estudiar Filosofía y Letras en la Universidad Complutense. Sin embargo, cambió de opinión y se matriculó en la Escuela de Aparejadores. Hasta 1978 no regresa de nuevo a Sevilla y trae ya un puñado de poemas que aún no se han publicado, todos ellos de un intenso tono existencialista. En su ciudad natal comienza a moverse en los ambientes literarios. El mismo año de su regreso publica Esa cercana muerte del retrato en la coleccioń Aldebarán que dirigían entonces los poetas José Luis Núñez, Roberto Padrón y Arcadio Ortega. Con ese libro obtuvo un accésit del premio que convocaba la colección. Juan Jiménez fue el organizador de un grupo literario de escasa duración que se llamaba Esqueje; posteriormente pasó a formar parte del colectivo Barro, en el que llegó a ser codirector de su colección Vasija. En el año 1979 publicó con dicho grupo su libro Mustélida. Después de varios años de silencio editorial, en 1983, en la serie “Torre de plata” del grupo “Gallo de Vidrio”, da a conocer Exposición de la carne, un poemario que había sido finalista en el premio Blanco y Verde en 1980, en Málaga. La Vocalía de cultura del Colegio de Aparejadores de Sevilla, en su colección Alarife, le publica en 1987 su libro Brigada de naufragio.

Juan Jiménez fue también un buen aficionado al cante flamenco y muestra de ello son las numerosas letras flamencas -especialmente de fandangos y soleares- que publicó en diversas revistas especializadas en el tema.

En 1995, año de su muerte, y como en un homenaje póstumo, el grupo Barro publicó su libro inédito De rodillas sobre todo el olvido.