Tempus fugit. Edición 2013

© Pedro Jaén
(@profesorjaen)
'El tiempo pasa'; la frase es típica y hasta bonita. Suena a todo y a vacío a la vez. Pero los efectos del paso del tiempo son irreparables y producen, muchas veces, hasta miedo.
Quizás el tiempo y su medición sean un invento del hombre. Tal vez. Pero los edificios que no se pintan regularmente acaban enmohecidos y llenos de verdina.
Hoy cuatro de junio de dos mil trece esos niños a los que di clase aquellos años vienen al colegio sin sus uniformes. Es el día en que reciben sus actas para marchar a selectividad. Y han aprobado todos. Yo lo sabía. Son muy buenos.
El día de hoy es de ésos que demuestran que se puede estar alegre y triste al mismo tiempo; a partes iguales. Tiene el sabor de un limón ácido pero endulzado.
Sí, el tiempo sigue pasando. Y ya no me apetece seguir escribiendo por hoy.
Enhorabuena, chicos. Uno siente que debe alejarse llegado cierto punto. Es vuestro momento. Me llena haber formado parte de vuestras vidas. Me hago mayor.

¿Qué te ha parecido?

Artículo anterior Artículo siguiente


__________


Si eres lector de LETRA LIBRE hoy puedes resultarnos más útil que nunca. La crisis del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad, nuestro único sustento para mantener el ritmo en las publicaciones. Gestiona tu apoyo aportando lo que quieras y cuando quieras como donante.

¡GRACIAS!