El mito. Definición

El mito es una respuesta, una explicación sobre los orígenes de todo cuanto existe. Justifica la organización de una sociedad, de sus creencias, pero también de sus poderes, de sus prácticas. Asegura la transmisión de una experiencia y la enseñanza de un saber adquirido por un pueblo a lo largo de su historia. Podría definirse como una manera de explicar simbólicamente los orígenes y sentido del mundo y de la sociedad, las tendencias y las tensiones del hombre.

El mito es la sociedad explicándose a sí misma y justificándose. Su lenguaje imaginado y metafórico le confiere una extraordinaria riqueza literaria. El mito se puede entender de muchas maneras distintas.En toda mitología encontramos rasgos comunes. En el origen está el vacío, el movimiento universal y un dios creador. Es él el que pone orden en el caos de los elementos. Organiza el mundo, separa las sustancias, el día y la noche, la tierra y el agua, las estaciones,... La Humanidad nace con el final de la confusión.La creación se hace por etapas: primero la vida, el movimiento, los puntos cardinales, el fuego, las estrellas, el Sol, la Luna, la Tierra, los animales,... Y finalmente el hombre. La creación es a menudo el resultado de una lucha. Lo humano es una victoria del espíritu poniéndose de acuerdo con el orden del cosmos.El hombre llega el último. Según los pueblos, nace del agua o es modelado por dios a partir del barro, del polvo, de la leche, de la sangre,...

El hombre es obra de sus obras. Sus tareas no se oponen a la naturaleza sino que se insertan en ella.