Honoré de Balzac

El elixir de larga vida (fragmento)

" Tal vez al comienzo de una orgía las almas tienen aún demasiada lucidez. A pesar de la luz de las velas, las voces de las pasiones, de los vasos de oro y de plata, el vapor de los vinos, a pesar de la contemplación de las mujeres más arrebatadoras, quizás había aún, en el fondo de los corazones, un poco de vergüenza ante las cosas humanas y divinas, que lucha hasta que la orgía la ahoga en las últimas ondas de un vino espumoso. Sin embargo, los corazones estaban ya marchitos, torpes los ojos, y la embriaguez llegaba, según la expresión de Rabelais, hasta las sandalias. En aquel momento de silencio se abrió una puerta, y, como en el festín de Belsasar, Dios hizo acto de presencia y apareció bajo la forma de un viejo sirviente de pelo blanco, andar vacilante y de ceño contraído. Entró con una expresión triste; con una mirada marchitó las coronas, las copas bermejas, las torres de fruta, el brillo de la fiesta, el púrpura de los rostros sorprendidos, y los colores de los cojines arrugados por el blanco brazo de las mujeres; finalmente, puso un crespón de luto a toda aquella locura, diciendo con voz cavernosa estas sombrías palabras:
-Señor; vuestro padre se está muriendo.
Don Juan se levantó haciendo a sus invitados un gesto que bien podría traducirse por un: "Lo siento, esto no pasa todos los días".
¿Acaso la muerte de un padre no sorprende a menudo a los jóvenes en medio de los esplendores de la vida, en el seno de las locas ideas de una orgía? La muerte es tan repentina en sus caprichos como una cortesana en sus desdenes; pero más fiel, pues nunca engañó a nadie.
Cuando don Juan cerró la puerta de la sala y enfiló una larga galería tan fría como oscura, se esforzó por adoptar una actitud teatral pues, al pensar en su papel de hijo, había arrojado su alegría junto con su servilleta. "

--
Comentario de Lola Villarín
Balzac siempre prefería el termino "filosófico"para hacernos reflexionar sobre las personas, y su vínculo con el realismo. En este texto el autor es un observador muy diestro en lo que se refiere a los aspectos que rodea los distintos perfiles en la descripción de los personajes elaborado en un primer plano , retratados desde los más grandes detalles hasta los más íntimos. "...apareció bajo la forma de un viejo sirviente de pelo blanco, andar vacilante y de ceño contraído". Observando las modelidades textuales que aparecen en este fragmento , destacamos: la narración, la descripción y el diálogo. El autor omnisciente aparece en estilo libre indirecto . Para ello, el narrador externo, que no se limita al relato de la acción, sino que introduce comentarios y reflexiones de todo tipo, utiliza la tercera persona del singular con uno de los dos tiempos preferidos de esta opción, que es el pretérito imperfecto de indicativo. Veámoslo en el texto: "...quizás había aún, en el fondo de los corazones...", "... estaban ya marchitos, torpes los ojos, y la embriagez llegaba, según la expresión de Rabelais, hasta las sandalias". Lo característico de Balzac en la descripción es, que el narrador externo describe, magistrlamente, la actitud de sus personajes, de esta forma, el narrador asume la voz y la visión del personaje hasta el punto que nos hace ver qué piensa y qué siente, al utilizar adjetivos, sustantivos, tales como: "...vergüenza ante las cosas humanas y divinas" "...torpes los ojos". En la narrativa el diálogo es una parte esencial. Tanto el discurso del narrador como el de los personajes se encuadran en un proceso marcado por convenciones conocidas para el lector. Es decir, el lector a las convenciones propias del diálogo "real" ha de sumar las propias de lo literario como son : la reproducción en estilo directo de : los signos que suplen lo gestual, las comillas, el guión , los dos puntos, los signos de interjección y de interrogación. En este texto, el dialogo lo encontramos en estilo directo al reproducir literalmente la conversación de los personajes , en concreto, en este fragmento, aparece en : "Lo siento, esto no pasa todos los días". "¿ Acaso la muerte de un padre no sorprende...? Y en este claro ejemplo, podemos apreciar el estilo directo, mezclado con un monólogo interior en el cual el autor nos reproduce las motivaciones psicológicas profundas, desordenadas e incoherentes que le están sucediendo a sus personajes. " Sin embargo los corazones estaban ya marchitos... y la embriaguez llegaba,..." En primer lugar, el narrador coloca el marcador temporal "ya" y los verbos "estaban" y "llegaba" los dos en tercera persona, del pretérito imperfecto indicativo, para que el lector se forme una idea del tiempo y de la situación real, Balzac ha colocado intencionadamente el adjetivo "marchitos" para que el lector sea consciente de la situación personal de sus personajes. Para dar cohesión y sentido al texto, el narrador utiliza oraciones unidas mediante verbos y enlaces del tipo: " A pesar de..". Es importante destacar también el conector adverbial de tiempo "finalmente" que sirve para darle sentido a "...estas sombrías palabras" -"Señor; vuestro padre se está muriendo". -Elementos de la novela realista. Todas las épocas literarias poseen aspectos realistas en sus obras, pero es el siglo XIX quien enmarca la corriente realista que proliferó en Europa, desde mediados de siglo, en el arte y, especialmente, en la literatura. El realismo como corriente literaria es un movimiento nuevo que surge a mediados del siglo XIX como reacción contra el subjetivismo e idealismo romántico. La literatura realista del XIX confirma su voluntad de imitación de la realidad lo más fielmente posible, destacando algunas características como las que vamos a indicar: -Observación detallada de la dimensión psicológica. Balzac, en este texto utiliza la etopeya (descripción interna) para indicarnos cómo son los protagonistas. La descripción psicológica es una de las facetas más importantes del novelista realista. Para ello, Balzac ha recurrido a varias expresiones para que el lector se haga una idea de cómo es el personaje descrito: " mujeres más arrebatadoras" " jóvenes en medio de los esplendores de la vida" " locas ideas de una orgía" -Interés por los temas económicos e ideológicos. Frente al idealismo y extremismo romántico, en el Realismo se adoptan las ideas prácticas y se acomodan a las circunstancias. Así, destacamos que el tema económico, obsesión de Balzac, aparece en: " ...las voces de las pasiones, de los vasos de oro y de plata, el vapor de los vinos..." "... el festín de Belsasar". -Figuras literarias. La prosa de Balzac, de estilo descriptivo, con gran riqueza léxica, amplias frases y sintaxis compleja, nos hace revivir toda la sociedad francesa de la primera mitad del siglo XIX. Para ello, recurre a lo largo de la novela, y, en este texto en particular a una serie de figuras literarias que señalamos: -Interrogación retórica:-"¿Acaso la muerte de un padre no sorprende a menudo a los jóvenes...?" -Hipérbole:"con una mirada marchitó las coronas, las copas bermejas..." -Metáfora: "La muerte es tan repentina en sus caprichos como una cortesana en sus desdenes". -Prosopopeya:(caracteres físicos):" viejo sirviente" "ceño contraído".

Balzac es el gran novelista del dinero. Sus héroes comparten con los de Stendhal y Dickens la ausencia del pasado, la novedad histórica y la voluntad de ser. Balzac supo transformar radicalmente la posesión en símbolos. La cosa inerme en vida y en muerte.

--
(Francia, 1799-1850)
Escritor francés de novelas clásicas que figura entre las grandes figuras de la literatura universal. Su nombre original era Honoré Balssa y nació en Tours, el 20 de mayo de 1799. Hijo de un campesino convertido en funcionario público, tuvo una infancia infeliz. Obligado por su padre, estudió leyes en París de 1818 a 1821. Sin embargo, decidió dedicarse a la escritura, pese a la oposición paterna. Entre 1822 y 1829 vivió en la más absoluta pobreza, escribiendo teatro trágico y novelas melodramáticas que apenas tuvieron éxito. En 1825 probó fortuna como editor e impresor, pero se vio obligado a abandonar el negocio en 1828 al borde de la bancarrota y endeudado para el resto de su vida. En 1829 escribió la novela Los chuanes, la primera que lleva su nombre, basada en la vida de los campesinos bretones y su papel en la insurrección monárquica de 1799, durante la Revolución Francesa. Aunque en ella se aprecian algunas de las imperfecciones de sus primeros escritos, es su primera novela importante y marca el comienzo de su imparable evolución como escritor. Trabajador infatigable, Balzac produciría cerca de 95 novelas y numerosos relatos cortos, obras de teatro y artículos de prensa en los 20 años siguientes. En 1832 comenzó su correspondencia con una condesa polaca, Eveline Hanska, quien prometió casarse con Balzac tras la muerte de su marido. Éste murió en 1841, pero Eveline y Balzac no se casaron hasta marzo de 1850. Balzac murió el 18 de agosto de 1850. En 1834 concibió la idea de fundir todas sus novelas en una obra única, La comedia humana. Su intención era ofrecer un gran fresco de la sociedad francesa en todos sus aspectos, desde la Revolución hasta su época. En una famosa introducción escrita en 1842 explicaba la filosofía de la obra, en la cual se reflejaban algunos de los puntos de vista de los escritores naturalistas Jean Baptiste de Lamarck y Étienne Geoffroy Saint-Hilaire. Balzac afirmaba que así como los diferentes entornos y la herencia producen diversas especies de animales, las presiones sociales generan diferencias entre los seres humanos. Se propuso de este modo describir cada una de lo que llamaba "especies humanas". La obra incluiría 150 novelas, divididas en tres grupos principales: Estudios de costumbres, Estudios filosóficos y Estudios analíticos. El primer grupo, que abarca la mayor parte de su obra ya escrita, se subdivide a su vez en seis escenas: privadas, provinciales, parisinas, militares, políticas y campesinas. Las novelas incluyen unos dos mil personajes, los más importantes de los cuales aparecen a lo largo de toda la obra. Balzac logró completar aproximadamente dos tercios de este enorme proyecto. Entre las novelas más conocidas de la serie figuran Papá Goriot (1834), que narra los excesivos sacrificios de un padre con sus ingratas hijas; Eugenia Grandet (1833), donde cuenta la historia de un padre miserable y obsesionado por el dinero que destruye la felicidad de su hija; La prima Bette (1846), un relato sobre la cruel venganza de una vieja celosa y pobre; La búsqueda del absoluto (1834), un apasionante estudio de la monomanía, y Las ilusiones perdidas (1837-1843). El objetivo de Balzac era ofrecer una descripción absolutamente realista de la sociedad francesa, algo fascinante para el autor. Sin embargo, su grandeza reside en la capacidad para trascender la mera representación y dotar a sus novelas de una especie de suprarrealismo. La descripción del entorno es en sus obras casi tan importante como el desarrollo de los personajes. Balzac afirmó en cierta ocasión que "los acontecimientos de la vida pública y privada están íntimamente relacionados con la arquitectura", y en consecuencia, describe las casas y las habitaciones en las que se mueven sus personajes de tal modo que revelen sus pasiones y deseos. Aunque los personajes de Balzac son perfectamente creíbles y reales, casi todos ellos están poseídos por su propia monomanía. Todos parecen más activos, vivos y desarrollados que sus modelos vivos, siendo esta superación de la vida un rasgo característico de sus personajes. Balzac convierte en sublime la mediocridad de la vida, sacando a la luz las partes más sombrías de la sociedad. Confiere al usurero, la cortesana y el dandi la grandeza de héroes épicos. Otro aspecto del extremado realismo de Balzac es su atención a las prosaicas exigencias de la vida cotidiana. Lejos de llevar vidas idealizadas, sus personajes permanecen obsesivamente atrapados en un mundo materialista de transacciones comerciales y crisis financieras. En la mayoría de los casos este tipo de asuntos constituyen el núcleo de su existencia. Así por ejemplo, la avaricia es uno de sus temas predilectos. Balzac demuestra en sus diálogos un extraordinario dominio del lenguaje, adaptándolo con sorprendente habilidad para retratar una amplia variedad de personajes. Su prosa, aunque excesivamente prolija en ocasiones, posee una riqueza y un dinamismo que la hace irresistible y absorbente. Entre sus numerosas obras destacan, además de las ya citadas, las novelas La piel de zapa (1831), El lirio del valle (1835-1836), César Birotteau (1837), Esplendor y miseria de las cortesanas (1837-1843) y El cura de Tours (1839); los Cuentos libertinos (1832-1837); la obra de teatro Vautrin (1839); y sus célebres Cartas a la extranjera, que recogen la larga correspondencia que mantuvo desde 1832 con Eveline Hanska.

8 comentarios:

Lola Villarín Fernández. dijo...

Estimado Pedro, muchas gracias por incluir en su lista de autores a Honoré de Balzac uno de los genios de la literatura universal. Realmente, muy buena elección con este fragmento. A continuación con su permiso, le desarrollo un breve análisis de los aspectos formales más destacados del texto y se lo envío a su correo. Cordialmente ¡¡Felicidades por su blog.!!

Marina Rocha dijo...

Muchísimas felicidades Lola ha sido un comentario excelente.
También muchas feliciades para la persona que ha creado este blog tan constructivo y educativo.
FELICIADES A LOS DOS

MARIBEL dijo...

Querida amiga Lola he leido tu comentario de text y está muy bien sobre todo los aspectos formales ,como se nota lo aprendido en clase de literatura .
Lola fue un placer conocerte y tenerte como amiga sigue así , lo haces muy bie ,con cariño Maribel.

MARIBEL dijo...

Querida Lola está muy bien tu comentario sobre todo la parte de los aspectos formales
. Me ha gustado mucho y se nota lo aprendido sigue así con cariño Maribel Guisasola Velasco.

Javier Paez dijo...

Mi estimada Lola, conociendo tu prudencia de no querer aburrir,veo que no has querido esprimir demasiado el fragmento, dejando pasar una bonita enumeración retórica:"las coronas,las copas bermejas, las torres de fruta..."
No obstante, excelente comentario, y excelente blog. Felicidades!!!
J.P

Carmen Lara dijo...

Mi Lola, ¿ Tienes algún fallo? Porque desde que te conozco eres la combinación perfecta de la belleza, equilibrio, empatía, confianza en ti misma. .. y ahora me sorprendes con este maravilloso comentario literario y me dejas alucinada. Eres genial, comparto contigo la buena elección de Pedro Jaén en elegir este fragmento, muy acertada su elección, he leído este libro es muy bueno te lo recomiendo.!! Felicidades por tu comentario y felicidades a Pedro por este fantastico blog,!!

Teresa Pallares dijo...

Enhorabuena Lola estoy muy satisfecha del comentario que has realizado sobre Honoré de Balzac,porque en los examenes no le sale a una igualmente la inspiración e imaginate la nota que hubieras sacado en literatura,espero que se lo hayas mandado a Juan se va a poner muy orgulloso , tu amiga Tere Pallares

Joaquín dijo...

Excelente trabajo Lolita al final todo tu esfuerzo durante el año ha merecido la pena,despues de leer tu comentario de texto he decidido leer alguna obra de Balzac.Muchas felicidades y muchos besos.Te quiero amiga.