Comentario de texto literario: "El amor está hecho de contrarios" de Lope de Vega

Por Javier Freytas
1. LOCALIZACIÓN
a. EL AUTOR
Félix Lope de Vega y Carpio (1562-1635). Nació en Madrid de padres humildes. Su padre, Félix de Vega, fue bordador. Estudió en Madrid y en Alcalá.
Su vida fue muy azarosa[1]. En particular, siguió una vida llena de aventuras amorosas, pues estuvo casado varias veces y tuvo varias amantes. Fue soldado, secretario de varios diplomáticos y, finalmente, sacerdote. Escribió miles de versos, casi dos mil obras teatrales, varias novelas, infinitas cartas, conoció el amor y se enzarzó en disputas literarias, sobre todo con Góngora.
Llegó a ser tan conocido y famoso que incluso le llamaron el “Monstruo de la naturaleza” o “el Fénix de los ingenios”, y gente del pueblo rezaba, incluso, en estos términos: “Creo en Lope de Vega, poeta del cielo y de la tierra”.
b. LA OBRA
En cuanto a la obra y producción literaria, fue ciertamente un fenómeno de productividad. Escribió en todos los géneros literarios: novelas, dramas y poesía, tanto lírica como dramática.
Se le conoce sobre todo por su copiosa producción dramática. Sus dramas, en comparación a los de su época, resaltan por el ingrediente popular: temas y rimas tradicionales, populares y nacionales.
En cuanto a su poesía lírica podrían distinguirse dos formas: la tradicional de arte menor y la italianizante. En cuanto a la primera cabe mencionar que Lope fue uno de los iniciadores del romancero nuevo. En sus romances nos canta, además de otros temas, sus múltiples aventuras amorosas. También escribió, en esta misma vena tradicional y popular, numerosas glosas[2], romances, canciones, tercetos, idilios[3] y villanescas.
La segunda forma poética la componen sus "Rimas humanas", que contienen 200 sonetos, en su mayor parte mitológicos y pastoriles, y "Rimas sacras", que incluyen 100 sonetos, principalmente religiosos y hagiográficos. Tanto en una como en la otra forma, observamos claramente el ingrediente temático de su azarosa vida, bien mundanal como religiosa.
c. CRONOLOGÍA
El barroco.
A finales del siglo XVI ya se observaban en el Imperio español síntomas de una crisis que se consumó durante el siglo XVII.
El barroco es el movimiento cultural que responde a la decadencia política, social, económica y militar que se apoderó de España en el siglo XVII.
Tras los reinados de Carlos I y Felipe II se sucedieron los de Felipe III (1598-1621), Felipe IV (1621-1665) y Carlos II (1665-1700). Por incapacidad o debilidad de carácter, estos monarcas dejaron el poder en manos de validos como el duque de Lerma o el conde-duque de Olivares, que ejercieron gran influencia política, con el consiguiente deterioro de la autoridad real.
A la crisis política hay que sumar también las pérdidas militares de la Guerra de los Treinta Años y las sublevaciones en Cataluña y Portugal. Todo ello, unido a la decadencia social y económica del Imperio, explica los rasgos de la cultura barroca.
El mundo barroco.
Sociedad y economía
En el siglo XVII, España vivía una profunda crisis económica, consecuencia de los problemas derivados de la financiación de las continuas guerras, de los excesivos gastos de la corte y de la reducción del oro que llegaba de América. Tales circunstancias llevaron al Estado a sucesivas quiebras.
Con la crisis económica se intensificaron las diferencias entre los distintos grupos sociales:
§ La nobleza, inmersa en el lujo y en el despilfarro, acentuó sus privilegios de clase.
§ El pueblo vio incrementadas sus dificultades debido a las penurias económicas y emigró del campo a las ciudades, en las que aumentaron tanto la pobreza como el número de mendigos e individuos marginales.
§ Apenas existía la burguesía, pues quienes alcanzaban cierto poder económico compraban tierras para ascender socialmente y obtener un título nobiliario.
Ideología
En respuesta a la crisis, se acentuaron el pesimismo y el desengaño: la vida no es sino un breve momento; todo es fugaz y efímero; el tiempo y la muerte acaban con todo.
El anhelo vital del hombre barroco lo lleva a exaltar la vida y las emociones y, a la vez, a presentarlas negativamente, lo que llena de contrastes los textos literarios y las obras artísticas.
Cultura y literatura
La crisis del siglo XVII coincidió con un momento de esplendor artístico. La cultura, además de aportar entretenimiento y diversión, transmitió una ideología que garantizaba los privilegios de la monarquía y la nobleza.
Una minoría privilegiada se dedicó al mecenazgo y promovió manifestaciones culturales, con afán propagandístico: representaciones teatrales, fiestas populares y religiosas…
A diferencia de la renacentista, que recibió todo tipo de influencias externas, la cultura barroca se nutrió de materiales heredados. Para lograr la originalidad, se intensificaron, retorcieron y mezclaron los elementos renacentistas a los que se incorporaron temas derivados del clima de pesimismo imperante.
Lo peculiar de la literatura barroca fue la búsqueda de la sorpresa en el lector, que debía descubrir, por medio del ingenio, lo que escondían las palabras del autor. Los textos se construyeron persiguiendo la dificultad: el concepto.
2. ANÁLISIS DEL CONTENIDO
a. ARGUMENTO O RESUMEN
En el soneto el autor describe los sentimientos que uno tiene cuando está enamorado, aunque hace contraste poniendo las buenas y las malas sensaciones de esto.
b. TEMA
En el poema el tema que nos define Lope de Vega es el concepto de amor, el amor como algo contradictorio.
c. ESTRUCTURA DEL CONTENIDO
Este soneto, “El amor está hecho de contrarios”, no es el soneto más conocido de Lope de Vega, pero sí es conocido y muy bueno.
Es un poema, exactamente uno de sus sonetos que pertenece a la obra de Rimas humanas. Aquí el autor pretende describir el amor a través de los sentimientos que uno puede manifestar o apreciar cuando está enamorado. Unos sentimientos que uno no puede controlar, y que muchas veces se contradicen, como podemos apreciar en el poema.
En cuanto al análisis métrico encontramos dos cuartetos (o serventesios) y dos tercetos. Todos los versos tienen las mismas sílabas, así pues los catorce versos son endecasílabos de arte mayor. Encontramos una rima consonante de soneto: ABBA ABBA CDC DCD.
El contenido del poema se puede dividir en dos partes: los dos cuartetos y los dos tercetos.
En la primera parte del poema, el autor nos recoge los sentimientos que se tiene cuando se está enamorado, pero sentimientos contradictorios. Así que representa el estado de ánimo del enamorado, aquella sensación de no saber dónde estás, que se siente, que haces. También parece que quiere representar los altibajos en una relación: momentos de pena, de dolor, etc.
En la segunda parte, describe la actitud del enamorado, una actitud dispuesta a todo, a hacer cualquier cosa, hasta el punto de “beber veneno por licor suave”, es decir, que cuando uno está enamorado, puede que de un grano de arena, un pequeño problema, se haga una montaña, un problema gordo. En el penúltimo verso encontramos: “dar la vida y el alma a un desengaño”. Con esto quiere decir que cuando uno ama a una persona lo entrega todo por ella, aunque a veces él se convierta en nada, ya que uno puede amar y puede que acabe la relación en un desengaño amoroso. Finalmente, en el último verso, hace una conclusión breve y clara: “esto es amor: quien lo probó lo sabe”. Con esto, el poeta nos intenta describir los sentimientos de un enamorado, pero para conocer realmente lo que nos explica en el poema, hay que haber estado enamorado alguna vez. Entonces como dice Lope de Vega, quien lo probó lo sabe.
d. PERSONAJES, TIEMPO, AMBIENTACIÓN Y PUNTO DE VISTA DEL NARRADOR.
En esta obra en concreto no encontramos personajes, ni referencias temporales, así como tampoco una descripción de lugares.
El narrador narra el poema en 3ª persona, pues no da ningún dato en 1ª persona. Con esto lo que consigue es que el lector se identifique con el poema.
3. ANÁLISIS DE LA EXPRESIÓN
a. EL ESTILO
- El autor emplea un lenguaje florido, pues se recrea mucho a la hora de dar adjetivos de cómo se siente uno al estar enamorado y a la hora de expresarlo.
- Según el tono, podemos ver que la actitud es seria, pues habla de un aspecto serio de lo que es estar enamorado.
- Además, el estilo es estilizado, es decir, que el autor lo que hace es mostrarnos una parte idealista, donde habla de lo bueno y hermoso del amor, mientras que también hay otra parta expresionista, en la que sobresalen los aspectos ingratos y desagradables.
b. ANÁLISIS DE LA FORMA
- Plano fónico: en el soneto encontramos:
§ Aliteraciones en varios versos: Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo.
§ Varias antítesis, como por ejemplo en los versos tres, cuatro y seis (difunto, vivo; leal, traidor; alegre, triste).
§ Un paralelismo en el verso decimoprimero: olvidar el provecho, amar el daño.
§ Análisis métrico del soneto:
Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;
no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;
huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor suave,
olvidar el provecho, amar el daño;
creer que un cielo en un infierno cabe,
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.
- Plano morfosintáctico: en el soneto encontramos:
§ Asíndeton en los últimos versos de la segunda y tercera estrofa: satisfecho, ofendido, receloso; olvidar el provecho, amar el daño.
§ Un hipérbaton en el duodécimo verso: creer que un cielo en un infierno cabe (debería ser: creer que un cielo cabe en un infierno).
- Plano semántico: en el soneto encontramos:
§ Un símil al comparar dos elementos: beber veneno por licor suave. También encontramos aquí una metáfora.
§ Una hipérbole en el verso decimosegundo, pues hace una exageración desmesurada: un cielo en un infierno cabe.
4. CONCLUSIÓN
El soneto de Lope de Vega es a simple vista algo simple en cuanto a su estructura sintáctica porque utiliza bastantes adjetivos y verbos sueltos, pero a medida que vas realizando el comentario de texto vas percibiendo la riqueza del contenido del poema.
El poema trata del amor, que es un tema que no sólo se desarrolla en la época del barroco, sino que permanece a lo largo de todas las etapas históricas, incluso en la actualidad sigue siendo el tema principal de muchas composiciones literarias.
Podría ser que el autor hubiera tenido algún desengaño amoroso, puesto que trata los aspectos tanto positivos como negativos del amor. Se observan adjetivos que son completamente contradictorios.
Sinceramente, me ha parecido un poema bonito y algo profundo, pues te hace imaginar lo rápido que puede cambiar el sentimiento de la persona (de estar bien, a que haya un altibajo en la relación).
Me ha resultado original que la mayor parte del poema se compone únicamente de una lista de adjetivos de los cuales hay que ir pensando su significado uno a uno para que tome sentido el verso.


[1] Azarosa: que tiene en sí azar o desgracia.
[2] Glosa: explicación o comentario de un texto oscuro o difícil de entender.
[3] Idilio: coloquio amoroso, y, por extensión, relaciones entre enamorados.