Noticias "histórico-ficticias"

Un trabajo de redacción del alumno Carlos Horniak

Friday/September 14/1940.

A BETTER READ GUARANTEED. 40p.

NUNCA NOS RENDIMOS.

Mensaje de Mr. Winston Churchill en la Casa de los Comunes, el día de ayer:
"Aún si gran parte de Europa cayera en las garras de la Gestapo y todo el odioso aparato del régimen Nazi, no daremos tregua ni fallaremos. Iremos hasta el final, y pelearemos en Francia, en los océanos y en el aire. Defenderemos nuestra isla, cualquiera que sea el costo, y pelearemos en las playas, en los campos y en las calles. Jamás nos rendiremos.
"Aún si —cosa que ni por un momento creo— esta isla, o gran parte de ella, fuera subyugada, nuestro Imperio, armado y protegido por la Flota Británica, llevará la contienda hasta que, mientras Dios lo permita, el Nuevo Mundo, con toda su fuerza y sus hombres, iniciarán la jornada para el rescate del Viejo Mundo."

Nuevo bombardeo en la capital.


Ayer por la noche los alemanes volvieron a bombardear nuestra queridísima capital, Londres, la Lufftwaffe (flota aérea alemana) esta vez utilizó una variedad de bombarderos He-111 y cazas IU-99, la RAF luchó con valentía a las afueras de la ciudad, pero no pudo contener las ansias de destrucción alemanas. Afortunadamente, apenas hubo bajas civiles. Gracias a nuestras avanzadas técnicas de radiodetección, los civiles pudieron abandonar la ciudad, o refugiarse en búnkeres con antelación. Si se hubiese podido ver Londres en aquél momento lo único visible y audible eran las sirenas a máximo volumen, los bombarderos alemanes a poca altitud del suelo, las llamas de la ciudad, y las cenizas de la ciudad mezcladas con la oscuridad de la noche,…. Era aterrador y terrorífico. Los daños han sido bastante graves, media ciudad ha sido destruida, afortunadamente la catedral se ha salvado de los bombardeos. La RAF esta mañana sólo ha podido dedicarse a apagar el fuego que se extendía por toda la ciudad.

Temas nacionales. (En el bombardeo).

Igualmente, esta mañana Sir Winston Churchill, anunció por la radio que no pararía hasta aniquilar completamente a los crueles alemanes, y al Fürher alemán. En esta conversación, Churchill se veía extremadamente furioso por la actuación de los alemanes ayer, en los que su casa y su familia habían sido afectados por el bombardeo. El presidente, confiando en la resistencia de su hogar, dejó a su hijo, de apenas unos meses, dentro de la casa, cargo de sus mayordomos; cuando llegó el bombardeo los mayordomos al ver que la casa se estaba derrumbando, salieron a correr, gracias a la valiente niñera que no se vio invadida por el temor, recogió al bebe entre sus brazos y se dispuso a correr a la salida, tuvo que recorrer varios niveles distintos pero al final consiguió llegar al final y dar al niño a la mujer de Churchill con mucho esfuerzo. Hemos intentado entrevistarla, pero no está en disposición, ya que está en el manicomio principal de Londres debido al estrés que pasó en aquella ocasión, pero seguramente estará recuperada pronto, en este tema ha puesto especial hincapié nuestro primer ministro, cuando esté recuperada le dará grandes conmemoraciones y elogios.

Tema proporcionado por: RAF.


Ayer por la noche nuestras fuerzas aéreas (La Lufftwaffe, dirigida por nuestro comandante en jefe, Hermann Wilhelm Göring, también brazo derecho del Fürher, y ministro de aviación) bombardearon la capital de nuestro enemigo más potente, Londres. Tuvimos un rotundo éxito de daños, aunque no causamos apenas bajas, exceptuando los 23 cazas Supermarine Spitfire, y el bombardeo de las bases aéreas de la RAF más cercanas a la capital. Esta mañana el Fürher comunicó que estaba entusiasmado con esta gran victoria, y que no pararía hasta que los traidores de los ingleses, se rindieran, pero a la misma vez no expresaba máximo entusiasmo, ya que tenía pensado bombardear el palacio del Sir Winston Churchill, y así que probablemente otra persona cogiera el poder y se uniera el Eje de Berlín-Roma-Tokio, esta operación resultó fallida por que Winston se encontraba ausente.