Texto argumentativo

[Por Z.R.]

En primer lugar, voy a establecer las principales diferencias y características de los dos sistemas cuestionados:

- En el sistema capitalista más fuerte y definido, que se da por ejemplo en Estados Unidos, el Estado toma una muy pequeña porción del sueldo del ciudadano, dedicada a una mejora del Estado, pero no a servicios para la sociedad.

- Lo contrario ocurre en el modelo establecido en Europa, donde una gran parte del sueldo es destinada a servicios sociales, como carreteras, hospitales, educación, televisión pública, y también otras finalidades, como pagar el sueldo de los políticos.

El principal problema de la primera opción es que hay una gran desigualdad, ya que no toda la población puede acceder a los servicios, que no son del Estado, sino privados. La solución puede parecer obvia: que trabajen los que no poseen los recursos. Pero también habría que pensar que hay personas que no trabajan por gusto, sino por imposibilidad a acceder a una educación, necesaria para conseguir gran parte de los trabajos. A su vez, también ocurre al revés, los propietarios de grandes hospitales u otros grandes centros que la sociedad necesita, que como ya hemos dicho, son de propiedad privada, se ven increíblemente enriquecidos debido a los altos costes de los servicios. Esto crea un marcado desequilibrio en la población, en la cual, los ricos se enriquecen por momentos, y los carentes de recursos se hundirán en la pobreza, a causa de la imposibilidad de acceder a servicios que deberían corresponder por derecho al ciudadano, y que son indispensables para la subsistencia, hablamos de la sanidad; o para seguir el ritmo de la sociedad, hablamos de educación o cobro del paro. Por tanto se puede entender que este modelo aporta beneficios a corto plazo.

Como todo, este sistema también tiene sus cosas buenas, que tampoco parecen tan buenas si se piensa fríamente y se pone uno en la piel del otro, que para mí es el principal problema de los que vayan a leer o escuchar este texto. Lo único bueno que le veo es que cada uno paga lo que le corresponde, y también lo recibe. Esto puede resultar beneficioso para los que tienen para costeárselo, incluso dirán que es justo, pero no creo que piense lo mismo el chico que ha nacido en el Bronx, y que por mucho que quiera, a no ser ilegalmente, nunca conseguirá los medios necesarios para recibir una educación, o realizar una operación o un trasplante.

Después de lo dicho, creo que queda claro el sistema que yo, por mi parte, veo mejor para una sociedad. En este sistema, parte del sueldo es retirado para financiar servicios, que serán prestados a la sociedad de forma gratuita.

En este tipo de sociedad, toda la población tiene derecho a estos servicios, y accede a ellos gratuitamente o por un bajo coste. De este modo cualquier persona puede tener una educación, que le permitirá encontrar trabajo y desarrollarse económicamente. Tiene como inconveniente que personas que dedican su vida a disfrutar y hacer el vago pueden disfrutar de los servicios como cualquier otra persona, mientras que en el otro modelo habría debido buscarse la vida, ya que nadie le iba a dar nada. Esto también es aprovechado por personas extranjeras que viajan a España para gozar de una buena atención médica, o si necesitan operarse de algo, ya que les resulta más rentable.

El hecho de tener acceso fácilmente a una educación o sanidad, constituye una base para una sociedad que verá resultados a largo plazo, aunque sería utópico pensar que sería una sociedad perfecta, y habría que tomar medidas extremas para evitar la presencia de individuos que corroan esta sociedad, como por ejemplo, los ya mencionados vagos.

También se puede pensar que de este modo estás pagando por cosas, en la misma proporción que el resto de los ciudadanos, a las que a lo mejor le das un uso menor que otro que paga lo mismo y lo usa más, por ejemplo, la sanidad. Otro ejemplo se puede dar con la enseñanza pública: muchas personas no reciben este tipo de educación, eso sí, a voluntad de los padres, pero pagan para su fomento, al igual que otro que la recibe.

Como conclusión, decir que, desde mi punto de vista, no existe un modelo que conlleve a la sociedad perfecta, pero me parece más fructífero un sistema donde la sociedad obtenga beneficios a largo plazo, obviamente, con una serie de condiciones. Por tanto, para mí, el mejor sistema es el que se da en España, en el que se retira parte del sueldo y es destinado a servicios públicos.